DEL MOVIMIENTO A LA PSIQUIS UNA VISIÓN DESDE LA PSICOMOTRICIDAD

LCDA. ROSELER OROPEZA AMARISTA

Fisioterapeuta

Diplomado en Psicomotricidad Infantil

Educativa y Reeducativa

 

Palabras Claves:

Psicomotricidad, cuerpo, adulto, gestos, praxias, cuerpo, dialogo tónico, si mismo, emociones, autonomía, aprendizaje, respeto, maduración, seguridad, juego, mediador, tipo neuromotor.

 

La psicomotricidad es una disciplina cuyo objeto de estudio es el cuerpo y sus manifestaciones: la actitud postural, gestualidad y praxias.

En la psicomotricidad la acción motriz esta asociada a la relación que cada quien guarda con su cuerpo; y esta relación implica afecto y conocimiento.

Para el psicomotricista el cuerpo es el lugar de significación de la subjetividad y de recepción del vivir cotidiano y la mirada de los demás, tiene memoria de placer y displacer manifestadas a partir de las reacciones tónico emocionales (displacer-necesidad / placer-satisfacción).

Dolto dice que “el cuerpo es el mediador organizado entre el sujeto y el mundo”, mientras que Calmels  lo plantea como “cuerpo intermediario entre lo orgánico y lo psíquico”.

La psicomotricidad no solo se refiere al cuerpo real sino a la dimensión inconsciente e imaginaria de nuestro cuerpo es decir a la imagen corporal.

La práctica psicomotriz se acerca al cuerpo y los gestos contextualizando estas producciones en los aprendizajes y en la relación con el espacio y los objetos.

Henry Wallon se preocupa por los orígenes del carácter, la formación del pensamiento y el papel de las emociones en la inserción social del niño. Este autor antecedente de la escuela francesa de psicomotricidad le asigna al tono muscular, la función postural, la emoción y la representación un papel que señala claramente la interrelación entre lo psicológico y lo corporal.

De hecho en Calmels 2003 se lee que este autor plantea que el movimiento además de servir de génesis a todas las funciones permite el desarrollo y regularización del tono muscular del niño asegurando su bienestar físico y su equilibrio psíquico.

Wallon también plantea que el comportamiento del niño esta condicionado por su tipo neuromotor, por ejemplo:

  • El niño con rigidez motriz tiene un amor propio muy susceptible.
  • El niño fláccido es indiferente.
  • El niño ágil se adapta fácilmente a las influencias del medio.
  • El niño torpe es irritable.
  • El niño con inseguridad del equilibrio es temeroso.

La rigidez, torpeza y rapidez son fuentes de impulsividad y cólera.

El adulto ejerce un rol fundamental en la formación del carácter del niño, motivado al dialogo tónico o proceso de asimilación y acomodación entre el cuerpo de la madre y el niño, con el respectivo interés del niño por este intercambio permanentes con las posturas maternales. De hecho cuando el sostén del adulto es insuficiente el niño busca constantes cambios posturales que garanticen su equilibrio.

De la  De la experiencia de científicos como: Pickler, Wallon, Riviére, Ajuriaguerra y otros, emergen los valores de:

  • Respeto por el niño,
  • por su maduración,
  • por su autonomía,
  • por sus iniciativas y
  • por el reconocimiento de la necesidad de una permanente seguridad afectiva.

Emmi Pickel descubrió que el SELF (si mismo) del bebe se elabora cuando se le permite llevar a cabo su actividad autónoma y de manera espontanea.

Crecer y desarrollarse implica transitar desde una situación con predominio de la dependencia a otra donde progresivamente predomina la autonomía.

Es importante considerar que la confianza en si mismo depende de la seguridad postural; el sentimiento de precariedad del equilibrio, de inseguridad postural, no permiten que el niño piense en otra cosa, por tanto la sensación de control, dominio del equilibrio en toda postura es esencial pata el desarrollo cognitivo y emocional.

Los niños que aprenden a moverse con libertad y que adquieren soltura corporal en sus posturas son en general muy prudentes.

La maduración precede al aprendizaje. Razón por la cual no debe estimularse en exceso una función aislada pues obstaculiza el resto de las funciones. Así vemos con frecuencia niños muy estimulados en el área motriz inmaduros afectivamente o muy estimulados intelectualmente y absolutamente inmaduros en las relaciones sociales y afectivas.

Los principios de respeto, autonomía y seguridad descubiertos por Pickler son útiles en la estimulación del desarrollo de niños con o sin déficits o trastornos.

 

Referencias Bibliográficas

  • Aportes del Instituto Universitario CEDIIAP (2006). Diagnostico en Psicomotricidad. Prensa Médica Latinoamericana, Uruguay.
  • Aportes del Instituto Universitario CEDIIAP (2007). Aportes de la Dra. Emmi Pickler. Prensa Medica Latinoamericana. Uruguay.
  • Calmels D. (2003) Que es la Psicomotricidad. Ed. Lumen. Argentina.
Anuncios