¿Qué es la Psicomotricidad?

La Psicomotricidad es una disciplina que consiste en trabajar el desarrollo global de la persona (motriz, cognitivo, afectivo, social..) a través de su cuerpo y del movimiento.

Su intervención va dirigida tanto a sujetos sanos como a quienes padecen cualquier tipo de trastornos y así sus áreas de intervención serán tanto a nivel educativo como reeducativo o terapéutico.

Dentro de las numerosas definiciones que podemos encontrar sobre Psicomotricidad se destacan las siguientes:
que es la psicomotricidad

  • Según la Escuela Internacional de Psicomotricidad (www.psicomotricidad.com) la Psicomotricidad es la historia de la personalidad a través del lenguaje no verbal y del movimiento. Se refiere siempre al individuo de una manera global; es decir, abarcando lo físico, psíquico, social y cognitivo. Ver vídeo
El concepto de psicomotricidad, por lo tanto, está asociado a diversas facultades sensoriomotrices, emocionales y cognitivas de la persona que le permiten desempeñarse con éxito dentro de un contexto. La educación, la prevención y la terapia  son herramientas que pueden utilizarse para moldear la psicomotricidad de un individuo y contribuir a la evolución de su personalidad. Puede decirse que la psicomotricidad tiene como interés el desarrollo de las capacidades de expresión, creatividad y movilidad a partir del uso del cuerpo. Sus técnicas intentan ejercer una influencia positiva en la acción que se produce con intencionalidad, con el objetivo de fomentarla o modificarla de acuerdo a la actividad del cuerpo. 

EXISTEN VARIOS ENFOQUES DE INTERVENCIÓN

– Psicomotricidad dirigida: El Psicomotricista dirige la sesión y tiene un rol muy activo (lo más parecido al profesor de Educación Física). Este propone ejercicios para trabajar las diferentes nociones y los alumnos imitan y repiten.

– Psicomotricidad vivenciada: En este enfoque el Psicomotricista no dirige. Tiene un trabajo anterior de preparación de la sala/gimnasio/clase en función de los objetivos establecidos para la sesión, utilizando una metodología basada en el desarrollo evolutivo mediante el juego libre.

2

DIFERENCIA DE LA PSICOMOTRICIDAD CON OTRAS PRÁCTICAS

(EIPs http://www.psicomotricidad.com)

–  El deporte puede ayudar a la individualización, al dominio de sí; pero, pone el
acento en la parte motora más que en la psíquica.

– La fisioterapia se interesa fundamentalmente por las propiedades dinámicas y funcionales del movimiento. Tiene un enfoque del cuerpo más mecanicista, con el objetivo de rehabilitar funciones perdidas o mantener las limitadas.

Sin-título-1

PRINCIPALES ELEMENTOS BÁSICOS QUE SE TRABAJAN EN LA SALA DE PSICOMOTRICIDAD 

– Globalidad y expresividad psicomotriz: El niño debe ser considerado como un ser global y no se le deben cortar las alas a su expresividad, significando de esta manera todos los parámetros de su entorno. Las acciones corporales del niño son las que establecerán la relación con su “yo” interno y con el resto de personas de su entorno, poniendo de manifiesto su expresividad psicomotriz.

– Motricidad: Está referida al control que el niño es capaz de ejercer sobre su propio cuerpo. La motricidad se divide en gruesa y fina, así tenemos: Motricidad gruesa: Está referida a la coordinación de movimientos amplios, como: rodar, saltar, caminar, correr, bailar, etc. Y motricidad fina: Implica movimientos de mayor precisión que son requeridos especialmente en tareas donde se utilizan de manera simultánea el ojo, mano, dedos como por ejemplo: rasgar, cortar, pintar, colorear, enhebrar, escribir, etc.).

– El esquema corporal: representación mental del propio cuerpo, de sus posibilidades y de sus limitaciones espaciales y de sus segmentos.

– La imagen corporal: la imagen corporal es lo que sientes y piensas cuando te miras a ti mismo. Es también cómo te imaginas que te ven otras personas.

– El tono muscular: está regulado por el sistema nervioso y lo podemos definir como el grado de excitación o relajación de los músculos de nuestro cuerpo necesarios para llevar a cabo de una acción o adquirir una postura determinada.

– El control postural o equilibrio: el equilibrio está relacionado con una buena coordinación dinámica general; implica además, la interiorización del eje corporal, permitiéndonos mantener el cuerpo en una determinada postura.

– Respiración: es de carácter reflejo pero, al mismo tiempo, podemos intervenir en ella de manera consciente, pudiendo modificarla según las distintas situaciones.

– Relajación: consiste en la distensión voluntaria del tono muscular, abarcando sólo parte del cuerpo o bien su totalidad.

– Conocimiento de las partes del cuerpo: implica tomar consciencia de uno mismo y de los demás.

– Ritmo: con el ritmo el niño organiza el tiempo y el espacio, adquiriendo las nociones de antes y después que le servirán a la vez para aprendizajes escolares, orden de tareas, etc.

– Estructuración espacial: la capacidad de orientarse en el espacio es considerada como un requisito básico e importante para los aprendizajes escolares como la lectura, escritura y cálculo aritmético.

– Estructuración temporal: necesario para la adquisición de los aprendizajes escolares, donde se tratará de discriminar conceptos temporales como hora, día, semana, mes, antes, después, ahora, mañana, ayer; así como adquirir las nociones de periodicidad, duración, orientación, sucesión…

– La lateralidad: consiste en la preferencia de utilizar un lado del cuerpo con respecto al otro que nos permitirá distinguir entre derecha e izquierda en nuestro propio cuerpo, en el de los demás, orientarnos en el espacio y con respecto a los objetos.

– Creatividad: Las exploraciones más básicas de los niños en la sala de psicomotricidad son en realidad ejercicios creativos, la necesidad y el deseo de investigar, descubrir, experimentar, es algo natural para ellos y que se potencia con estas sesiones.

– Coordinación del movimiento: consecuencia de una adecuada interacción entre el sistema nervioso.

Sala de psicomotricidad por zonasSala de Psicomotricidad / Metodología e itinerario de una sesión

Anuncios