Desarrollo Psicomotor en síndrome de Down

Centrándonos en las características del desarrollo psicomotor de las personas con Síndrome de Down y teniendo en cuenta los estudios de diversos autores como Ajuriaguerra (1973), Lambert (1979), Hoffman, Peterson y Van Dyke (1990) y Arnaiz (1992)  nos indican que la falta de madurez psicomotriz generada, junto con la hipotonía muscular e hiperflexibilidad articular, son rasgos constantes en el síndrome de Down.

La falta de madurez provoca en el recién nacido un retraso en la adquisición de las primeras conductas: control cefálico, sedestación, bipedestación, marcha independiente así como deficiencia en la capacidad de manipulación fina entre otras.

Este retraso implica que el desarrollo futuro que tenga el síndrome de Down se va a ver afectado por un proceso más lento. Algunas de estas conductas psicomotrices pueden ser: el salto y sus distintas variaciones, el pedaleo, carrera y en general todas las conductas motrices básicas.

¿Qué otras conductas pueden aparecer durante su desarrollo?
  • Marcha atípica
  • Pasos largos
  • Incoordinación de brazos
  • Falta de sincronización con los movimientos de las piernas durante la carrera
  • Dificultad  en la coordinación óculo-manual
  • Tiempo de reacción más lento
  • A menudo no controlan su fuerza
  • Escasa preparación receptiva sin intervención, actitud pasiva
¿Cómo trabajar estas conductas?

Estas conductas requieren un trabajo especializado, tanto individual como grupal. Individual para centrarnos en la persona directamente y grupal para fortalecer las habilidades con sus iguales.

No solo puede ser una labor física (saltar, correr…NO), la parte emocional y el bienestar del individuo van a ser factores clave en su desarrollo. Cada actividad debe ser aceptada y agradable para el síndrome de Down. Trabajar a partir de su conducta e implicar nuevas adaptaciones hasta conseguir los objetivos que se pretenden.

Hay que partir de lo que más le gusta en un ambiente agradable hasta ir formulando actividades donde se encuentren cada vez más cómodos. Una vez que vamos mejorando y adquiriendo las habilidades correspondientes según su etapa evolutiva se van creando nuevas actividades y formas de trabajo.

¿Qué otras características debemos de tener en cuenta?
  • Características del desarrollo cognitivo
  • Características del desarrollo del lenguaje
  • Características del desarrollo socioafectivo

Para concluir, se puede lograr la adquisición de nuevas habilidades y capacidades siempre respetando el ritmo y las condiciones de aprendizaje.

Si quieres saber más sobre las consideraciones para diseñar una sesión con personas con síndrome de down entra aquí

Más información:

Deficiencia mental asociada a síndrome de Down, desarrollo psicomotor, educación física y deportes

Reflexión en la Sala de Psicomotricidad

Los alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo asociadas a deficiencia intelectual (Síndrome de Down) con un ambiente suficientemente estimulante y una intervención específica como es la Práctica Psicomotriz de Bernard Aucouturier en un contexto normalizado e inclusivo llevada a cabo mediante sesiones junto sus compañeros de clase en los centros educativos de Educación Primaria, pueden evolucionar y mejorar potenciándose la comunicación, expresión y creación en estas personas, dándoles la oportunidad de demostrar y manifestar sus capacidades y posibilidades.

¿Qué debe potenciar el Psicomotricista en los alumnos con deficiencia intelectual?

En general estos puntos se trabajan con todos los alumnos y específicamente con alumnos con deficiencia intelectual se debe potenciar y prestar especial atención.

Necesidades educativas especiales que presentan las personas con deficiencia intelectual (Carrascosa, 1991) y que el psicomotricista debe conocer para potenciar las capacidades de este tipo de alumnado:

  • Adquirir competencia social: saber escuchar, respetar normas, responder a demandas, interactuar…
  • Desarrollar las capacidades mentales básicas: memoria, atención y razonamiento.
  • Mejorar su nivel de autoestima y autoconcepto.
  • Utilizar materiales y recursos de apoyo que favorezcan la motivación y el grado de comprensión.
  • Facilitar la comprensión de conceptos abstractos a través de la manipulación y el simbolismo.
  • Adquirir contenidos referidos a las áreas preinstrumentales o instrumentales.
  • Acceder a los aprendizajes mediante la manipulación de la información.
  • Acceder a los aprendizajes partiendo de los contenidos procedimentales.
  • Aumentar la capacidad de comunicación: expresión y comprensión oral y escrita
  • Generalizar los aprendizajes a otros contextos y situaciones.
  • Percibir la funcionalidad y utilidad de los aprendizajes.
  • Apoyos de tipo visual y verbal para la comprensión de las instrucciones.
  • Acceder a la simbolización y abstracción de los conceptos.
  • Potenciar el desarrollo de destrezas ocupacionales y prelaborales.